La diputada socialista Rocío de Frutos ha registrado hoy una proposición no de ley en el Congreso para impulsar la contratación de las personas con discapacidad, mediante el cumplimiento de la cuota de reserva de empleo y las medidas alternativas.

La iniciativa socialista reclama al Gobierno que, en coordinación con las comunidades autónomas, en el marco del diálogo social y contando con el movimiento asociativo del sector de la discapacidad, impulse la revisión de los parámetros de la cuota de reserva para las personas con discapacidad, que actualmente es de un 2 por ciento y para las empresas con un mínimo de cincuenta trabajadores.

En el texto, el PSOE pide que se refuercen las actuaciones de la Inspección del Trabajo en la vigilancia del cumplimiento de la cuota de reserva de empleo para personas con discapacidad, y que se endurezcan las condiciones para poder acogerse a medidas alternativas, según una nota del grupo.

Además, señala, es necesario establecer mecanismos que fomenten de forma real y efectiva el acceso de este colectivo al mercado de trabajo, y que fomenten la sensibilización y el conocimiento de la ley por parte de los empresarios, con la participación de los representantes legales de los trabajadores.

La iniciativa socialista exige la recuperación de las líneas de ayuda en políticas activas dirigidas a la discapacidad, a favor de las mujeres con discapacidad y aquellos casos con más baja empleabilidad.

El PSOE también sugiere el impulso a la contratación de trabajadores con discapacidad o el desarrollo reglamentario de la Ley de Régimen Jurídico, para impedir a las empresas que no cumplan con las obligaciones establecidas en esta materia contratar con la administración, así como diseñar fórmulas de excelencia empresarial para las empresas que realizan acciones en este ámbito que supongan un compromiso con las personas con discapacidad.

De Frutos ha recordado que tanto la Constitución como la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad recogen que las personas con discapacidad “tienen derecho a trabajar en igualdad de condiciones y sin discriminación en un entorno laboral abierto, inclusivo y accesible”.

A pesar de ello, ha recordado, “sus circunstancias como colectivo con especiales dificultades para acceder al empleo, hacen necesaria la adopción de una serie de mecanismos que faciliten su incorporación al mercado de trabajo y que aseguren, a través de nuestra normativa, la promoción de su contratación en el sector público y privado”.

lavanguardia.com