La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha reclamado este viernes al Gobierno central los 353 millones de euros que éste ha dejado de ingresar al Sistema de Autonomía y Atención a la Discapacidad de Castilla-La Mancha en el periodo que va de 2012 a 2016 y ha criticado que, desde el año 2006 esa aportación ha pasado del 30 al 18%.

La consejera de Bienestar Social de CLM, Aurelia Sánchez, durante su visita al CADIG de la Asociación Pro Minusválidos Psíquicos de Cuenca

En declaraciones a los medios de comunicación durante su visita al CADIG de la Asociación Pro Minusválidos Psíquicos de Cuenca, Apromips, Sánchez ha subrayado que, según la ley, la Comunidad Autónoma y el Gobierno de España “compartirán los gastos del sistema de dependencia”, por lo que ha exigido que el Ejecutivo “incremente la aportación” porque el Gobierno de García-Page quiere “defender el sistema de dependencia en Castilla-La Mancha y sabemos que de eso dependen los colectivos más vulnerables”.

Tras recordar la solicitud de comparecencia en el Senado para explicar dicha exigencia, la titular de Bienestar Social ha asegurado estar “esperando” a que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, convoque a las administraciones regionales para tratar el asunto.

Sánchez ha aseverado que el Gobierno de García-Page está “totalmente comprometido con las personas dependientes” y tiene un “interés muy especial en seguir apoyando los centros residenciales”, por lo que espera que el Gobierno de Rajoy “también lo haga”, llamando a la “corresponsabilidad financiera” que es “similar” para ambas administraciones.

Mientras tanto, Castilla-La Mancha mantiene contacto con el resto de Comunidades Autónomas que comparten esta “preocupación”. “Ahora mismo está en el espíritu de todas y de la nuestra la primera, que es un tema muy importante”, ha insistido, recordando que se trata de “las necesidades de personas con discapacidad y de personas mayores, que son los colectivos más necesitados”.

Un colectivo que, debido al aumento de la esperanza de vida, “va incrementando las necesidades”, por lo que, ha espetado, “hay que seguir trabajando en esa línea, pero tenemos que trabajar todos juntos”.

clm24.es