La Encuesta Condiciones de Vida del INE demuestra cómo el nivel de renta determina el acceso a servicios básicos como el cuidado infantil o de mayores.

El nivel de renta de los hogares determina el acceso a servicios básicos como el cuidado infantil o el de mayores, según los últimos datos publicados por el INE. Por ejemplo, casi un 20% de las familias con personas dependientes que necesitaron en 2016 cuidados a domicilio no los tuvieron porque no podían pagárselo. Este también es el principal motivo por el que las familias que querían llevar a sus hijos o hijas (un 30,9%) a la guardería no lo hicieron.

Estas son algunas cifras extraídas de un módulo de la Encuesta de Condiciones de Vida elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que en esta ocasión se centra en el acceso de los hogares a los servicios relacionados con el cuidado de los niños y de las personas mayores, con la educación y con los servicios sanitarios. El INE recuerda que en más de tres millones de hogares españoles (el 16,4 %) vive alguna persona dependiente. Solo en el 14,4 % de ellos esa persona recibe cuidados a domicilio. En el 30,8% de los que los necesitaban no tuvieron cubierta esta necesidad. La principal razón, en casi el 70% de los casos, fue que no pudieron permitírselo. El nivel de renta es, por tanto, determinante a la hora de contar con estos servicios: el 23,2% de los hogares con más poder adquisitivo dispuso de cuidado a domicilio, frente al 9,1% en los hogares más pobres. Y, de quienes sí tuvieron ayuda a domicilio, sólo el 21% la recibió de forma gratuita.

En el cuidado de niños y niñas menores de tres años pasa algo parecido. Según estadística, el 43,7 % de los menores de 3 años –casi un millón y medio– asiste a centros de cuidado infantil y, de ellos, más de la mitad (54,6 %) paga íntegramente estos servicios mientras que para el 22,2% son gratuitos.

Las familias con ingresos elevados acceden más a estos servicios (62,5%) que las que están en la franja de ingresos más bajos (26,3%). Al 30,9% de los hogares, dice el INE, le hubiera gustado poder utilizar los servicios de centros de cuidado infantil o utilizarlos en mayor medida de lo que lo hicieron. Y el motivo principal por el que no lo hicieron fue que no podían permitírselo (52,4%). En las familias más ricas la proporción de necesidades no cubiertas de centros de cuidado infantil es 15 puntos menor (20,3%) que en los menos ricos (35%).

No obstante, recuerda el INE, el 65,4 % de los hogares con ingresos bajos no tuvo que pagar para que los menores de 3 años asistieran a la guardería.

De los datos relacionados con servicios sanitarios se desprende que el 90,2 % de los hogares que los utilizó en los últimos 12 meses, uno de cada tres no pagó por ellos, mientras que uno de cada diez los abonó con “dificultad” o “mucha dificultad”. Dentro de estos servicios, el INE incluye consultar a un médico de familia o especialista, ir a por recetas, acudir a un hospital o los tratamientos dentales.

http://famma.org