La Policía Local de Valencia ha retirado en los últimos dos años 759 tarjetas ilegales de estacionamiento para personas con movilidad reducida. Los agentes han detectado una gran cantidad de tarjetas que estaban siendo utilizadas de forma fraudulenta por familiares, amigos o conocidos del titular de la misma sin que éste estuviera presente, lo cual es ilegal.

Todos ellos han sido denunciados y la policía ha remitido el correspondiente informe por uso fraudulento al organismo correspondiente para iniciar un procedimiento sancionador. También se ha detectado un amplio uso de tarjetas fotocopiadas o reproducidas digitalmente lo cual está expresamente prohibido. Cabe recordar que además de la retirada de la tarjeta, la Ley de Seguridad Vial establece que estacionar sin tarjeta reglamentaria supone una sanción de 200 euros. Además, se han detectado 120 irregularidades que pueden ser constitutivas de un delito de falsedad documental. En estos casos se realiza un informe que se remite a la fiscalía.

Otro fraude fiscal con el que se han encontrado los agentes es el de escribir como beneficiario de las tarjetas a personas que no utilizan el vehículo para no eludir el pago de impuestos municipales o no hacer el cambio de nombre una vez fallecido el propietario para seguir disfrutando de las exenciones fiscales. En esta ocasión los datos se ponen en conocimiento del Servicio de Gestión Tributaria Integral del Ayuntamiento de Valencia, para que actúe en consecuencia.

http://famma.org