El Congreso aprueba que los discapacitados no precisen un informe médico para casarse mediante la reforma de la Ley de Jurisdicción Voluntaria.

La iniciativa corrige así los cambios realizados en 2015 por el PP sobre el Código Civil y modifica su artículo 56 para evitar que las personas con discapacidad visual y auditiva, así como otras discapacidades, tengan que pedir un informe médico para casarse.

El texto acordado establece que el requisito de certificado médico sólo será requerido en casos “excepcionales”, anulando así un artículo discriminatorio para el colectivo.

http://famma.org