Los ciudadanos consideran que las administraciones destinan muy pocos recursos a la dependencia. Son las valoraciones que ha hecho públicas el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en su anuario correspondiente a 2016.

En total, el 67,3% de los encuestados cree que las ayudas a personas dependientes es la partida peor financiada por parte de las administraciones públicas.

La anteceden la atención sanitaria (64%), la educación (60%), la investigación en ciencia y tecnología (60%), la Seguridad Social y pensiones (59,3%) y la protección al desempleo (58,1%).

http://famma.org