El 72% de las personas con discapacidad viaja un mínimo de dos veces al año, prefiere España y gasta más que el resto de ciudadanos sin necesidades especiales.

Éstas son las conclusiones del ‘Observatorio de Accesibilidad del Turismo en España’. El estudio también señala que el 60% prefiere viajar por España, frente al 36% que elige un destino internacional. En cuanto a los criterios para elegir un destino, los encuestados hacen alusión al trato recibido, la información disponible sobre la accesibilidad del destino y la movilidad dentro de las instalaciones y establecimientos.

El trabajo confirma que las personas con y sin discapacidad viajan casi con la misma frecuencia. El documento también revela que, de media, este colectivo gasta más que los turistas sin necesidades especiales, casi un 30% más. El gasto medio por persona en su último viaje en los últimos dos años se sitúa en 813,65 euros el, frente a 637,60, respectivamente.

Respecto al perfil de los turistas con necesidades especiales, un 75% de ellos tiene discapacidad (36% física, 18% visual, 12% auditiva); un 19% presenta necesidades especiales o circunstancias temporales y un 8% tiene 80 años o más. El 60% de los viajeros son mujeres, con una edad media de 45 años y con una formación de grado universitario.

Otro de los datos destacados es el modo en el que reservaron su viaje, ya que mayoritariamente, cerca del 70%, lo hicieron por Internet.

El Observatorio también analiza cómo de accesibles son los destinos turísticos y destaca el transporte (fundamentalmente el coche propio o el tren), y el alojamiento, como dos de los aspectos más valorados. Por el contrario, echan en falta mayor accesibilidad en tiendas y comercios. El grado de satisfacción en todos los casos es notable, con una nota media de 7,6.

http://famma.org