El PSOE quiere asegurar que una persona no pierda su puesto de trabajo en caso de sufrir una discapacidad sobrevenida.

Además, propone que la empresa esté obligada a adaptar sus condiciones o cambiarle de puesto antes de que la incapacidad pueda acabar con la carrera laboral del empleado.

Así figura en la proposición no de ley que la portavoz de Empleo de los socialistas en el Congreso, Rocío de Frutos, ha registrado en la Cámara Baja, y en la que demandan al Gobierno a presentar un proyecto de ley con varias medidas, en el marco del diálogo social y con asociaciones del sector de la discapacidad.

A esta modificación de la Ley General de la Seguridad Social, piden también que la reserva del puesto de trabajo no se produzca solo cuando se prevea una posible mejoría, sino en todos los supuestos en que se declare la invalidez permanente en los grados de incapacidad permanente total o absoluta, mientras no haya un puesto adecuado, con las adaptaciones y ajustes razonables que sean precisos.

Los socialistas abogan por establecer un plazo razonable si la empresa carece de puesto de trabajo adecuado o no ha sido adaptado similar al que existe para el supuesto de pronóstico de mejoría. Y reclaman la articulación de ayudas para las empresas que permitan compensar los gastos derivados de la adaptación adecuada de los puestos de trabajo y la accesibilidad de los centros.

Según los datos del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), un 44% de las personas encuestadas por esta entidad no volvieron a trabajar tras la discapacidad, y un 77% de los que sí volvieron a trabajar se reincorporaron a un cambio de puesto y empresa.

http://famma.org