Vestirse y desvestirse se convierte en un verdadero desafío para las personas con discapacidad, ya que la autonomía y la comodidad quedan en un segundo plano.

Con el propósito de brindar una solución a esta problemática, la firma Handy Inclusiva propone prendas para adultos y niños. Por ejemplo, los vaqueros llevan velcro lateral en ambas piernas y cintura adaptada. Diseños funcionales y creativos que permiten brindar bienestar y autonomía.

Los botones se remplazan por el velcro, las remeras básicas de algodón se entrecruzan en la espalda para que la colocación sea más fácil, prendas con sistema cierre fácil, cortes adaptado a la posición sentado, así son algunos de los diseños que fabrican Handy desde los talleres de La Alameda, una ONG, que lucha contra la trata de personas y explotación infantil.

Su creadora, Miriam Nujimovich, sufrió un accidente cerebrovascular y su vida cambió para siempre. Decidió transformar su historia personal en una oportunidad para ayudar a otros. “Las personas que tienen una discapacidad tienen derecho a poder vestirse ellas mismas, a disfrutar eligiendo ropa que les genere confort y les haga verse atractivas como los demás”, detalló Nujimovich.

http://famma.org