Probablemente el corazón sea la obra de ingeniería más perfecta, late sin pedir permiso y en muchas ocasiones, no recibe las atenciones y los cuidados que le son necesarios.

Sin embargo, las enfermedades cardiacas son cada vez más usuales. La Fundación Española del Corazón alerta de que las dolencias relacionadas con este músculo afectaron a casi 230.000 españoles en 2015 y 17,5 millones de muertes prematuras se relacionan con estas afecciones. No obstante, estas cifras dejan espacio para la reacción: “Todo lo que hagamos para evitar que aparezcan las enfermedades nos acercará al ideal de salud”, afirma Alvar Ocano, gerente médico del grupo asegurador Aegon, “es decir, al completo estado de bienestar físico, mental y social”.

Según un estudio de la Sociedad Americana del Corazón, las personas que mantienen una buena salud del corazón en la mediana edad viven casi cuatro años más que el resto y gastaron un 22% menos en tratamientos para enfermedades crónicas en su vida.

A partir de los 20 años debes realizar los exámenes pertinentes de control arterial, colesterol, glucosa o peso. Además, practica ejercicio en una etapa en la que el cuerpo estará perfectamente preparado para abordarlo y, por supuesto, evitar el tabaco.

Cuando cumples la cuarentena, hay que vigilar con mayor énfasis el peso, dado que el metabolismo tiende a disminuir a partir de estas edades, y controlar también los niveles de glucosa, sin perder de vista el ejercicio.

Con 50, se debe prestar más atención a la hipertensión, el colesterol y la diabetes. Además, hay que mantener con decisión los tratamientos y controles médicos, así como revisar la alimentación y abandonar definitivamente los hábitos poco recomendables.

http://famma.org