Igual que Pablo con sólo tres años fue capaz de superar un cáncer de neublastoma, de los más difíciles que hay de curar, su padre, José Luis López Cabezuelo, ha conseguido cumplir El Reto de Pablo y pedalear los 650 kilómetros que separan Barcelona -donde Pablo acabó su tratamiento- de Albacete -donde residen- en poco más de 48 horas.

Salía el jueves desde Barcelona y este sábado, al mediodía, llegaba a Albacete, dejando a su paso pueblos volcados en recaudar dinero para ayudar a la investigación del cáncer infantil y numerosos apoyos de vecinos que han querido ir saliendo para darles aliento.

El reto ha sido superado, ojalá se pueda avanzar y mucho en la investigación con cáncer infantil.

Medios

 

masquealba.com