Tommy Hilfiger creará colecciones de ropa para personas con discapacidad.

De esta manera, la marca innova con prendas adaptativas a las diferentes necesidades de personas con discapacidad. Un paso que el propio Hilfiger define como un avance en el proceso de “democratización de la moda”.

Los hombres dispondrán de 37 estilismos y las mujeres de 34. Estos diseños buscarán la practicidad, de forma que sean fáciles de quitar y poner sobre el cuerpo tanto para cuidadores como para vestirse uno solo con ayuda de una sola mano.

Para ello, la firma planea incorporar una serie de elementos a las prendas que faciliten su adaptación. Desde cierres magnéticos o de velcro a bajos de pantalones ajustables para acomodar arneses o extremidades ortopédicas. La idea surgió del éxito de la colección para niños de la primavera del año pasado, que ya incorporaba alguno de estos elementos a las prendas.

http://famma.org