Uno de cada cinco europeos mayores de 65 años tendrá una discapacidad física en 2047 que le impedirá realizar su vida normal.

Éste es el resultado del análisis del British Medical Journal. No varía mucho de las proporciones que hoy se manejan, sin embargo, el asunto sí tiene importancia, ya que la esperanza de vida aumenta y la pirámide poblacional se invierte: es decir, habrá muchos más mayores de 65 años con discapacidad física.

Los datos hacen referencia a los problemas de salud que restringen las rutinas de la vida diaria y a la población de entre 55 y 85 años. También tiene en cuenta las diferencias culturales y las especificidades de los sistemas de salud, porque pueden hacer variar la autopercepción de discapacidad física. El estudio también señala que las mujeres sufren más limitaciones, pero viven más.

Los expertos del estudio afirman que “esto requiere medidas para hacer encajar las necesidades de un número mayor de personas con discapacidad, como aumentar las infraestructuras accesibles tanto en el sector público y privado, como formando a más profesionales sanitarios”.

http://famma.org