Los estudiantes con discapacidad completarán su formación gracias al dinero recaudado de cuentas corrientes abandonadas en España.

“Estas cantidades, que engrosaban las cuentas de Hacienda sin destino específico y que superan los 7 millones de euros, tienen por primera vez un objetivo finalista que es la formación de personas con discapacidad para que los jóvenes puedan completar su formación y desarrollo profesional con becas y para la investigación adaptada a mejorar su formación“, ha señalado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.

En su primera comparecencia ante la Comisión parlamentaria sobre Políticas Integrales de Discapacidad, Montserrat ha explicado que el objetivo es aprobar antes de que acabe el año la convocatoria de estas becas, “que tendrán especialmente en cuenta los gastos de desplazamiento del usuario con discapacidad”, para que estén vigentes en el curso escolar 2018/2019.

La ministra ha señalado también que espera tener en vigor el próximo año el registro nacional de afectados por la Talidomida que permita conocer con precisión cuántos son y en qué situación se encuentra cada uno de ellos.

Asimismo, ha puesto en valor la transformación social y conquista de derechos de las personas con discapacidad. “Hace 40 años se escondía la discapacidad, las familias sufrían rechazo y se afrontaba como un problema. Ahora damos a sus protagonistas un valor extraordinario”, ha apuntado.

http://famma.org