El Gobierno de Castilla-La Mancha traslada su apoyo a Fesormancha, que consolida su actividad incrementando un 14,5% los usuarios atendidos

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, se ha reunido con el presidente de la Federación Regional de Personas Sordas (FESORMANCHA), organización que ha incrementado un 14,5% el número de usuarios atendidos en los tres primeros trimestres de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante el encuentro, la consejera de Bienestar Social ha trasladado el apoyo del Gobierno regional a FESORMANCHA, organización que, tras catorce años de actividad, ha consolidado los cuerpos de intérpretes de lengua de signos y de mediadores sociales en lengua de signos.

Ambos servicios tienen como objetivo garantizar el acceso a la información y a la gestión de recursos en lengua propia de este colectivo por parte de las personas con discapacidad auditiva, así como por entidades públicas y privadas que reclaman esta prestación.

Hasta el pasado 30 de septiembre, el Servicio de Interpretación de Lengua de Signos atendió a 1.789 usuarios y realizó 1.972 actuaciones, lo que supuso más de 1.500 horas de interpretación.

El Servicio de Mediación Social, por su parte, atendió a más de 4.300 usuarios, mientras que la previsión es superar las 8.000 actuaciones y la atención a 6.500 usuarios a finales de año, 1.200 más que en 2016.

La Federación de Personas Sordas de Castilla-La Mancha es una entidad sin ánimo de lucro que defiende los intereses y derechos de las

59.600 personas sordas de Castilla-La Mancha.

Actualmente, está formada por siete asociaciones que, a su vez, cuentan con más de 300 asociados, si bien atiende cualquier necesidad relacionada con el colectivo de las personas sordas, estén o no afiliadas a su movimiento asociativo.

clm24.es