En el marco de la jornada ha tenido lugar la mesa redonda ‘El tratamiento informativo de la discapacidad en las Redes Sociales’ con expertos en el tratamiento periodístico, representantes de medios de comunicación especializados y profesionales con discapacidad en áreas como el periodismo y el deporte.

El tratamiento de la discapacidad, por parte de la prensa, se centra principalmente en la discapacidad intelectual (48,25%) y sensorial (28,43%), ambas por encima de la cognitiva (12,05%), física (7,08%) o psíquica (4,19%).

El estudio concluye con una serie de recomendaciones en el trato informativo de la discapacidad, entre las que destacan el no eclipsar a la persona detrás de su discapacidad y tratarla como una más; no equiparar enfermedad con discapacidad; evitar el sensacionalismo y recordar que son personas con la misma dignidad que el resto; tratar noticias con impacto positivo; contar mensajes de inclusión en lo cotidiano y cuidar la excepcionalidad. También evitar interlocutores, ya que la persona con discapacidad tienen capacidad de autogobierno y decisión.

Así, el presidente de la Comisión de Medios e Imagen Social de la discapacidad del CERMI, Juan Antonio Ledesma, afirmó que son las propias personas con discapacidad, las que deben manejar las riendas de su propia vida sin paternalismos, y dedicó unas palabras a los medios, mencionando la imposibilidad de conseguir dicho objetivo, sin el apoyo de los mismos.

famma.org