Las células madre neurales (NSC) son un tipo de células madre con capacidad para transformarse en cualquier célula del cerebro y la médula espinal. Tal es así que, cuando menos en teoría, el trasplante de estas NSC se presenta como una de las opciones más prometedoras para el tratamiento de las enfermedades y lesiones que afectan al sistema nervioso central. Sería el caso, por ejemplo, de la esclerosis múltiple o lesiones medulares.

De hecho, este trasplante ya ha mostrado su eficacia en modelos animales cuya médula espinal se encontraba gravemente dañada y han conseguido movilidad.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) han logrado mejorar significativamente la movilidad en humanos con lesiones medulares gracias a esta terapia génica con NSC.

Para llevar a cabo el estudio, los autores contaron con la participación de cuatro pacientes que con lesiones permanentes sufridas hacía uno o dos años en las vértebras torácicas T2-T12 –localizadas en el tramo medio de la médula espinal–. Y lo que hicieron fue administrarles seis inyecciones con 1,2 millones de NSC cada una.

El trasplante de NSC mejoró tanto la sensibilidad como la función motora en pacientes con lesiones permanentes en las vértebras torácicas

Los resultados, medidos una vez habían transcurrido entre 18 y 27 meses desde la inoculación –o lo que es lo mismo, el trasplante– de las NSC, no fueron tan ‘espectaculares’ como lo obtenidos con los modelos animales, pero resultaron ciertamente alentadores. No en vano, mostraron que el procedimiento indujo una mejoría tanto en la sensibilidad como en la función motora en tres de los cuatro pacientes. Todo ello, además, sin que ninguno de los participantes experimentara ningún efecto secundario grave.

famma.org