El 14 de junio se conmemora en toda España el Día Nacional de las Lenguas de Signos con el objetivo de recordar la importancia que tienen para que las personas sordas puedan comunicarse y relacionarse con el entorno, transmitir emociones y acceder al conocimiento.

En 2014, recogiendo las reivindicaciones de las entidades representativas de la comunidad sorda, el Consejo de Gobierno de España aprobó su celebración para promover la difusión de las lenguas de signos e impulsar acciones para extender y normalizar su uso, eligiendo ese día en honor a la fecha de constitución de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) en 1936.

No obstante, el auténtico hito lo encontramos con la aprobación de la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se Reconocen las Lenguas de Signos Españolas y se Regulan los Medios de Apoyo a la Comunicación Oral de las Personas Sordas, con Discapacidad Auditiva y Sordociegas. De esta manera, se garantizó la libertad para su aprendizaje y uso, y la puesta en marcha del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española, referente estatal para su estudio y buen uso, incluida la determinación de los perfiles profesionales de los intérpretes de la misma.

En Castilla-La Mancha, hay 14.000 personas valoradas con algún grado de discapacidad auditiva, siendo los casos más graves, 41 personas con sordoceguera, 543 con sordera, 779 con sordomudez y 1.642 con hipoacusia profunda.

La realidad a la que se enfrentan estas personas en su vida cotidiana merece la atención del Gobierno de Castilla-La Mancha. Es por eso que, desde la Consejería de Bienestar Social, se colabora de forma muy cercana con las entidades más representativas de Castilla-La Mancha, Fesormancha y Faspas, a las que reconocemos su trabajo diario, profesional y su generosidad, ya que son familia y forman parte de las personas afectadas con alguna discapacidad auditiva en nuestra comunidad.

Trabajamos por una sociedad inclusiva donde la accesibilidad es clave para todas las personas y, en especial, para las personas con discapacidad auditiva. Por ello, estamos desarrollando el Plan Director de Promoción de la Accesibilidad de Castilla-La Mancha que incluye como aspecto fundamental la accesibilidad sensorial, con novedosos proyectos que se están impulsando.

De un lado, el servicio de Video Asistencia y Acompañamiento Accesible para Personas Sordas Mayores (VidAsor) que se está implantando en determinadas residencias y viviendas de mayores y que favorece el acceso de las personas sordas a tareas, como solicitar citas médicas o la gestión documental, entre otras.

Un programa que el Gobierno regional realiza en colaboración con la Federación de Sordos de Castilla-La Mancha (Fesormancha), junto con la presencia de un intérprete de signos en todos los eventos y actos que desarrolla la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

De otro, el nuevo programa ‘SIGNOS’, que tiene como objetivo mejorar con las nuevas tecnologías la accesibilidad de las personas sordas a la Administración autonómica, en concreto, a la Consejería de Bienestar Social, las direcciones provinciales de este departamento y los Centros Base. Todo ello, gracias a una plataforma digital basada en video-interpretación en tiempo real a través del ordenador o tablet para conectar con un intérprete de lengua de signos que les facilitará realizar gestiones o solicitar información. Un servicio que será totalmente gratuito para los usuarios y usuarias, donde el Gobierno de Castilla-La Mancha contribuye a romper las barreras que afectan a las personas sordas en su vida diaria trabajando para alcanzar la igualdad de oportunidades.

Tal y como la comunidad sorda nos recuerda, aún queda mucho trabajo por hacer en la inclusión de las personas con discapacidad auditiva. Sirva esta conmemoración para recordarnos esta realidad y promover la difusión y el uso de las lenguas de signos, mejorando las condiciones de accesibilidad a la información y a la comunicación de las personas sordas.

Aurelia Sánchez
Consejera de Bienestar Social

eldiadigital.es