La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha anunciado hoy la renovación del convenio de colaboración entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y la federación Plena Inclusión para que personas con discapacidad intelectual realicen prácticas prelaborales en la Consejería de Bienestar Social.

Sánchez ha hecho este anuncio en declaraciones a los periodistas antes de inaugurar en el Campus de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha (Toledo) la cuarta edición del curso de posgrado ‘Discapacidad, Inclusión y Ciudadanía: Nuevos enfoques’.

“Es una oportunidad para los chicos y chicas con discapacidad intelectual, para que tengan un primer contacto con el trabajo y es también una oportunidad para los empleados públicos porque tienen compañeros con discapacidad intelectual y que son capaces de ver la capacidad de personas con discapacidad”, ha destacado.

Sánchez ha explicado que, hasta el momento, han participado en el programa de prácticas prelaborales 145 personas con discapacidad de las cinco provincias de Castilla-La Mancha y, con el nuevo convenio, que se firma por tercera vez, se superarán los 200 participantes.

“Se trata de un programa de aprendizaje de competencias que tiene como objetivo proporcionar a los participantes las estrategias necesarias para desarrollar las habilidades que les permitan su inclusión laboral posterior”, ha destacado la consejera.

lavozdeltajo.com