La Confederación Castilla-La Mancha Inclusiva se ha concentrado hoy en las cincos provincias de Castilla-La Mancha, y hasta en 37 ciudades de España, para pedir que se garantice por ley, la obligatoriedad de hacer las reformas necesarias en los edificios en que haya personas con problemas de movilidad.

El presidente regional de esta organización, Enrique Alarcón, ha participado en la concentración que se ha desarrolla en la Plaza del Altozano de Albacete para presentar la iniciativa #Arrestópolis, con la que quieren denunciar “que hay muchas personas condenadas en sus viviendas por la falta de accesibilidad”.
Alarcón, que ha estado acompañado por el presidente de Cocemfe (Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos) en Albacete, Marcelino Escobar, ha precisado que más de la mitad de los edificios vecinales siguen teniendo problemas de accesibilidad y ha lamentado que “en demasiadas ocasiones nos encontramos con la insolidaridad de los vecinos que no quieren tener que pagar por esas obras si ellos no las necesitan”.

Ha reclamado a las administraciones “inversión y ayudas en este sentido” y que obligue, por ley, a que esas obras se tengan que hacer si en el edificio vive alguien con problemas de movilidad.

La concentración de esta mañana se ha celebrado de manera simultánea en 37 ciudades españolas para pedir soluciones a este problema porque “la privación de libertad sin haber cometido delito es una de las peores violaciones de los derechos”.
En el acto de Albacete se ha leído un manifiesto y varios usuarios de Cocemfe han expuesto cómo cambió para bien su vida cuando sus edificios se volvieron accesibles.
En Castilla-La Mancha también se han desarrollado concentraciones en Toledo, en la Plaza de Zocodover; en Puertollano (Ciudad Real), en la Plaza de la Constitución; en Cuenca, en la calle Carretería, y en Guadalajara, en la Plaza del Ayuntamiento.

albaceteabierto.es