AIDISCAM AGRADECE AL AYUNTAMIENTO DE ALBACETE Y AL CONSEJO MUNICIPAL DE LA DISCAPACIDAD, QUE SE APRUEBE UNA VIEJA REINVINDICACIÓN DE ESTA ASOCIACIÓN PARA REBAJAR EL PORCENTAJE DE GRADO DE DISCAPACIDAD PARA EL BONO BUS.
Desde la asociación para la integración de personas con discapacidad de Castilla-La mancha (AIDISCAM) se ha felicitado al alcalde de Albacete Manuel Serrano, así como al consejo municipal de la discapacidad, a que entre todos y todas se llegase a un acuerdo y por ente a la aprobación para que las personas con un grado de discapacidad del 33 y 34 % poder disfrutar de un beneficio que desde hace 4 años esta asociación reivindicaba, pues antes de esto el porcentaje mínimo era del 35 %.
El presidente de AIDISCAM, José Antonio López, comunicaba que era un gran día, pues al poco que se hizo pública esta noticia “nos han hecho llegar felicitaciones por este logro las personas, que tantas veces nos han pedido que siguiéramos intentando que se cumpliese esta vieja reivindicación. No es un resultado único de esta asociación, lo es de las personas afectadas, sobre todo de mujeres y hombres con esclerosis múltiple o fibromialgia, que veían como sobre todo en verano, donde el calor es un enemigo, debían de moverse con bonos normales, lo que suponía un desembolso que mucha personas no pueden permitirse, a tener que ir a sitios básicos como el hospital y que para ello había que hacer varios trasbordos, pues estas enfermedades al principio se valoran con muy poco porcentaje”. Sonriendo nos dice que esa es otra de las peticiones que estudian y que esperan poder cambiar.
Sobre el cómo se ha avanzado a llegar hasta su aprobación, López reconoce que han sido varias reuniones con varias concejalías y movilidad, así como pedirlo a través del consejo de discapacidad de esta ciudad, pero que entre todos y todas y con voluntades se ha logrado, por lo que felicitaba a las concejalías correspondientes su labor.
Desde la asociación, hay quienes les hubiese gustado que esto se hubiese agilizado en el tiempo, pero que la burocracia y los cambios que se deben de decretar entre tanta gente, se eternizan a veces; pero que nos quedamos con lo positivo, que es, que propuestas como estas, que son un avance al reconocimiento de las personas con discapacidad, sobre todo de aquellas que la enfermedad es menos visible, se materialicen por el bien común, sin importar quien lo pida o quien lo tramite.