Las ayudas para personas con discapacidad abarcan varios ámbitos, y pueden ser económicas, beneficios y reducciones y de apoyo.

Las principales ayudas que pueden solicitarse pueden ser:
Ayudas de protección económica
Ayudas para la vivienda
Ayudas técnicas
Ayudas a la movilidad y vida diaria
Ayudas a la circulación
Beneficios fiscales
Ayudas a la contratación laboral
Ayudas de atención y cuidado
Becas y formación
Ayudas a la cultura, deporte y turismo

Para tener acceso a estas ayudas, tendrán que tener mínimo el certificado de discapacidad de 33% o más. En algunas de ellas, deberá de tener además, la movilidad reducida.
Es el caso de la reducción del IVA del 21% al 4% para comprar un vehículo.
Además, la cuantía y el soporte de ayuda, dependerá también del grado de discapacidad que obtengas, que son cinco.

Estos cinco grados de discapacidad que se determinan en función de las posibles limitaciones que puede tener una persona para realizar las actividades de la vida diaria como pueden ser:
Vestirse
Comer
Aseo personal e higiene
Comunicarse
Levantarse y reclinarse
Elevar, empujar y llevar
Oír
Ver
Agarrar, sujetar, apretar
Capacidad para utilizar medios de transporte
Funciones sexuales
Sueño
Actividades sociales y de ocio

Cerca de dos millones y medio de personas en España, posee algún grado de discapacidad intelectual o física.
Los equipos de valoración competentes establecen el grado de discapacidad que posee la persona a través del reconocimiento de un porcentaje de minusvalía:

Grado 1
La calificación es del 0%
Se engloban todas aquellas secuelas o lesiones que están diagnosticadas pero no producen discapacidad, es decir, la minusvalía es nula.
Grado 2
Se corresponde con un porcentaje entre el 1% y el 24%
La persona posee una discapacidad leve, pues presenta algún tipo de dificultad para llevar a cabo las actividades diarias, pero puede llevarlas a cabo todas ellas.
Grado 3
El porcentaje de minusvalía será del 25% al 49%
La persona reconocida con una grado 3 posee una discapacidad moderada. Tiene una disminución importante para realizar algunas de las actividades diarias descritas.

Grado 4
Se corresponde con un porcentaje que va del 50% al 70%
La persona afectada con un grado 4 de minusvalía está imposibilitada para realizar la mayoría de las actividades diarias. Discapacidad grave.

Grado 5
Porcentaje del 75%
Deficiencias permanentes y severas que conllevan a la necesidad de otras personas para realizar las actividades esenciales diarias. Discapacidad muy grave.
En función del grado de minusvalía que posea la persona podrá acceder a determinadas ayudas y subvenciones de carácter estatal y autonómico.
Veamos los tipos de ayudas existentes actualmente para personas con discapacidad. Pulse aquí.
Fuente: tododisca.com