¿Puedo? ¿Podré? ¿Qué debo hacer? Aunque muchas personas con discapacidad física, especialmente con movilidad reducida disponen de carnet de conducir, muchas otras aún no lo hacen por falta de información o por desconocimiento de una autoescuela que en su entorno sea capaz de ofrecerle la formación y la confianza que necesitan. En esta información vamos a intentar resolver algunas dudas, según la situación.

CUMPLIR LAS CONDICIONES FÍSICAS

En primer lugar, para sacarse el carnet, debes cumplir los mismos requisitos legales que cualquier otra persona: edad mínima (18 años), residir en España y no tener un proceso judicial que impida solicitarlo. Además, se deben cumplir una serie de condiciones psicofísicas y, por supuesto, aprobar los exámenes teórico y práctico.

  1. Si presento una discapacidad física y nunca antes he tenido carnet.

En ese caso, éstos son los pasos que debes seguir:

  1. Antes de nada, debes saber si tu condición específica es compatible con la conducción; y no hay dos circunstancias iguales. Por eso, lo primero que debes hacer es acudir a un centro de reconocimientos de conductorespara que te emitan un informe.
    1. Si el resultado es APTO sin condiciones restrictivaspuedes iniciar la formación.
    1. Si el resultado es APTO con condiciones restrictivas, debes acudir a tu Jefatura Provincial de Tráfico (puedes consultar dónde está la tuya realizando la consulta en el portal de la DGT a través de este enlace.  http://www.dgt.es/es/la-dgt/quienes-somos/estructura-organica/jefaturas-provinciales/).

En la Jefatura te informarán sobre las adaptaciones que sean necesarias en el caso de que no lo hayan hecho en el centro médico. Allí pueden solicitar un informe complementario o realizar una prueba práctica que la Dirección General de Tráfico tiene claramente definida y que puedes consultar a través de este enlace. https://sede.dgt.gob.es/es/tramites-y-multas/permiso-de-conduccion/maniobras/licencia-de-conduccion-de-vehiculos-para-personas-con-movilidad-reducida.shtml Definidas las adaptaciones, puedes iniciar la formación, que se llevará a cabo en un vehículo adaptado. Éste vehículo adaptado puede ser propio o de la autoescuela.

  1. Si el resultado es NO APTO pero consideras que sí tienes capacidad de conducir, puedes solicitar un informe médico de contraste, que corre de tu cuenta, en el que puedes aportar toda aquella documentación médica que consideres. Para solicitarlo, debes acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico.
  • Buscar una autoescuela que imparta la formación adaptada a tu discapacidad. Aquí puedes ver un ejemplo de una case práctica en una autoescuela española adaptada a personas con movilidad reducida. AUTOESCUELA GALA:
  • Me ha sobrevenido la discapacidad cuando ya disponía de carnet.

En ese caso, debes saber si tu nueva condición específica es compatible con la conducción. Por eso, debes acudir a un centro de reconocimientos de conductores para realizar una renovación extraordinaria de tu permiso de conducir.

Allí te emitirán un informe que puede tener como resultado:

  1. APTO con o sin restricciones. Se debe realizar el mismo proceso descrito arriba.
  2. NO APTO. Se puede solicitar la emisión de informes médicos para justificar y acreditar que sí se cuenta con capacidad para hacerlo. El trámite se realiza a través de la Jefatura Provincial de Tráfico.
  3. BUSCAR UNA AUTOESCUELA ADAPTADA

    Y ahora que ya sé que reúno las condiciones, ¿dónde encuentro una autoescuela que reúna las condiciones?

    La oferta es muy limitada y menos del 1% de las autoescuelas están capacitadas para impartir esta formación. Lo mejor es que hagas un sondeo entre las de tu entorno geográfico, para ver cuál es la que dispone de los servicios que necesitas; aunque desde este enlace de DISCAPNET podrás acceder a un listado con algunas de ellas en todo el país.

    Según un informe realizado el pasado año por FESVIAL – la Fundación para la Seguridad Vial- y la Fundación CNAE – Confederación Nacional de Autoescuelas-, en colaboración con Fundación ONCE sobre la realidad de las personas con discapacidad en España respecto a la conducción, “el 83% de las personas con discapacidad que cuentan con carnet de conducir no pudo formarse en una autoescuela con un vehículo adaptado”; y el 8 % tuvo que poner a disposición su propio vehículo adaptado para poder formarse.

    ¿QUÉ ADAPTACIONES NECESITARÉ Y DÓNDE LAS REALIZO?

    Por las carreteras españolas circulan alrededor de 100.000 vehículos adaptados, según la Dirección General de Tráfico. En la actualidad, la mayoría de las marcas de vehículos pueden realizar las adaptaciones necesarias, que deben estar marcadas por la Jefatura de Tráfico, en función de las características personales, y, por supuesto, deben estar homologadas. Por lo tanto, sólo pueden realizarla personal autorizado y es necesario que, una vez hechas, el vehículo pase por la Inspección Técnica de Vehículos para testar que es así. Las adaptaciones más habituales son los mandos en el volante, para facilitar la conducción y sustituir el uso de los pedales- y el giro del asiento de la plaza de conductor para facilitar la entrada y la salida de las personas con movilidad reducida. Además existen complementos, como los que mejoran la visibilidad en las personas que tienen déficit en este sentido

    Os dejamos algunas de las adaptaciones disponibles en este artículo.

tododisca.com