El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), solicita una propuesta de proposición de ley (del CERMI) de modificación de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del cine para garantizar la accesibilidad audiovisual de las personas con discapacidad.

La cinematografía y el audiovisual son, en la vida actual, bienes sociales y culturales de primer orden, que contribuyen a la mejora colectiva, del que ningún grupo social debe quedar excluido por motivos evitables. La pretensión de universalidad del cine, que los poderes públicos, los agentes y operadores de esta industria cultural, así como todos los grupos de interés deben hacer efectiva, removiendo los obstáculos y barreras existentes, fracasa cuando se trata de las personas con discapacidad, en particular, de las personas con discapacidad sensorial. La ausencia generalizada de medidas de accesibilidad -como el subtitulado, la lengua de signos y la audiodescripción– de las producciones cinematográficas y audiovisuales impide o dificulta en extremo que las personas sordas y con discapacidad auditiva y las personas ciegas y con discapacidad visual, accedan y disfruten de los contenidos audiovisuales, sufriendo situaciones de exclusión intolerables que en una sociedad democrática avanzada deben ser subsanadas. Y más, cuando el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y el mercado ofrecen soluciones de accesibilidad y usabilidad plenamente válidas y operativas, que solo requieren su exigibilidad en sede legal.

Si bien en España, por mandato constitucional (artículos 9,2, 14 y 49, especialmente); por imperativo jurídico internacional en materia de derechos humanos (Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad de Naciones Unidas, señaladamente artículos 9 y 30), y por obligación legal (Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social), la accesibilidad universal a todos los entornos, productos, bienes y servicios es un deber establecido, estructurado y codificado para cada ámbito o esfera de actividad, no es menos cierto que en relación con la cinematografía y el audiovisual, las disposiciones normativas son no solo escasas sino también laxas, que están lejos de garantizar, como corresponde a un Estado de Derecho, el ejercicio regular de los derechos de una parte significativa de las personas con discapacidad, aquellas que presentan una discapacidad sensorial. Cabe afirmar que el ámbito cinematográfico y audiovisual es en la actualidad uno de los más pobres y menos exigentes en cuanto a aseguramiento de la accesibilidad de sus soportes y medios de expresión.

Con objeto de poner fin a este estado de cosas, contrario a la igualdad real y efectiva que ha de tener asegurada toda la ciudadanía, generalizando tendencias y prácticas de accesibilidad universal en una industria cultural harto deficitaria en este aspecto, se impone la modificación de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine, para instaurar un auténtico marco legal sectorial protector y promotor de los derechos de las personas con discapacidad sensorial, como el que se plantea en esta iniciativa legislativa, en su acceso irrestricto a los bienes cinematográficos y audiovisuales.

Documento de la propuesta. Ley del Cine.docx

tododisca.com