Científicos holandeses crean Nightwatch, un brazalete de actividad que monitoriza y detecta ataques epilépticos nocturnos. El estudio fue publicado en la revista Neurology y en las pruebas realizadas el brazalete detectó el 85% de los ataques graves y el 96% de los más graves.

El brazalete dispara su alarma cuando detecta los síntomas de un ataque epiléptico: una súbita subida de pulsaciones, y contracciones fuertes de músculos que generan sacudidas rítmicas. El aviso llega de forma inalámbrica al acompañante o cuidador del paciente cuando se produce alguna crisis epiléptica, con lo que se pretende reducir el número de muertes súbitas relacionadas con los ataques epilépticos nocturnos.

El estudio se realizó con 28 pacientes con epilepsia durante dos meses, durante los cuales se registraron 809 ataques, que también fueron grabados en vídeo.

Esta noticia fue publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

famma.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Redimensionar imagen
Share This